Giuseppe Tringali
Sobre carrera corporativa, liderazgo,
marca personal y nuevos proyectos




Entrevista en el Club Matador
Mayo 2018










Texto:
Maria Deryugina, Sonia Alegre, Ekaterina Smirnova
Foto: Maria Gracheva

Las personas mejoran cuando tocan fondo...
Giuseppe Tringali
  • Ex-VP de Mediaset España
  • VP de la IE Business School
  • Presidente de Global Corporation Center
  • Senior Advisor de Georgeson
  • Senior Advisor de Pedersen&Partners, búsqueda de talento de alta dirección
  • Autor de videoblogs sobre geopolítica, altos directivos y arte en ABC.es
  • Presidente de la Fundación CurArte
  • Patrono de la Fundación Vodafone España
SOBRE SITUACION PERSONAL
«…Soy siciliano, si bien ante todo italiano. Nací en Sicilia, en Messina, es una ciudad del estrecho. Tengo una familia bastante «spread» (dispersa) y estoy entre Madrid y Milán, donde vive mi mujer. Además, tengo un hijo y una nieta de dos años a la cual adoro y que viven en Londres. Y otro hijo en Madrid. Nos veíamos bastante al principio, pero en un momento dado desde que tiene novia, casi no le veo. Además, dentro de poco se casa.
SOBRE CARRERA PROFESIONAL
«…Empecé mi carrera profesional en Roma, donde me trasladé con mi familia cuando tenía tan solo 12 años. Ahí estuve viviendo hasta los 24 años y donde cursé mis estudios. Desde el principio mi experiencia laboral ha sido siempre en el mundo de la comunicación y la publicidad. Empecé a trabajar en la televisión pública mientras estudiaba en la facultad de derecho.

En aquella época la televisión era un monopolio. Es decir, era una televisión con el único programa que empezaba a las 5 de la tarde, y no había ningún otro. Cuando Italia se abrió a la televisión privada en los años 1979–80, me contrataron. Yo tenía mucha relación con el mundo de la empresa, aunque la gestión de ventas en publicidad era un monopolio…os podéis imaginar… era… decidir nosotros lo que tenían que consumir los clientes, dado que estábamos sólo nosotros. La cantidad de empresas que podían comunicar era poquísima. Me contrataron en el grupo FIAT, que tenía varias actividades, algunas editoriales, prensa, y canal de televisión...
SOBRE TRABAJO EN MEDIASET
«…Con la llegada de la televisión comercial, se constituyó un canal que se llamaba Italia Uno, y un editorial de prensa, una Joint Venture. Empecé a trabajar ahí. Un año más tarde, llegó Silvio Berlusconi, y montó una empresa que empezó a comprar todos los canales de la televisión privada que más tarde se consolidaron en el Grupo Mediaset. Yo trabajé en Fiat un año y medio antes de pasarme a Mediaset (en esa época todavía no se llamaba Mediaset).

Toda mi carrera hasta entonces se desarrolló en Roma, el mundo de publicidad y comunicación. Pero en un momento dado decidí desafiarme a mí mismo. Entonces decidí mudarme a Milán para aprender, para crecer profesionalmente y personalmente y dar impulso a mi carrera. Era una ciudad más europea, con más oportunidades de trabajo y de aprendizaje, y además el Grupo estaba en Milán. Allí llegué a ser director general de la agencia de publicidad del Grupo Mediaset, hasta que me ofrecieron la posibilidad de venir a España para ser Consejero Delegado de la agencia, y también Consejero Delegado por la parte de la televisión, pero siempre a cargo del área de ingresos.

La idea de Berlusconi era tener siempre dos cabezas en la empresa. En la televisión comercial el contenido se hace para vender publicidad, y Berlusconi opinaba que tenía que haber diálogo entre quien gestionaba la publicidad, para definir el tipo de público que era más interesante para la publicidad, y quien hacía el contenido, para producir y aumentar la audiencia, que fuera compatible con los intereses de los clientes. Y así era hasta julio de 2014 cuando, por motivos lógicos, ya que estábamos frente a otra revolución industrial de digitalización generalizada, se decidió concentrar estas dos funciones en una sola. Entonces todo se concentró en la mano de quien gestionaba el contenido.

Durante 4 años apenas hablé de publicidad porque quería romper un poco con mi rutina, hacer otras cosas interesantes, aunque me seguían invitando a charlas sobre publicidad. Me dediqué a hacer otras cosas al mismo tiempo que seguía siendo el representante de la Compañía, sin interferir en el trabajo desempeñado por la responsable de publicidad. Entonces me nombraron vicepresidente de Mediaset, y en este cargo permanecí hasta el 18 de abril de 2018, cuando he dejado el Consejo de Administración definitivamente.

En realidad, es en julio de 2014 cuando me di cuenta de que, aunque seguía siendo el representante de la empresa, de repente tenía mucho tiempo libre. Cuando uno está acostumbrado a ser ejecutivo y tener mil cosas que hacer y… Jugar al golf me aburre enormemente… Si juegas con amigos, fenomenal, te ríes y tal, pero si son de estos con quien no te puedes mover ni reír porque les puedes fastidiar el golpe… en definitiva, el golf no me convence… Además, soy una persona muy inquieta, necesito siempre estar haciendo cosas. Cuando trabajaba como ejecutivo siempre intentaba hacer cosas distintas todos los días, porque si no, el aburrimiento podía conmigo...Y eso era el drama de la gente con quienes trabajaba. Llegaba a mi despacho y decía: 'mirad, he pensado que…' y todo el mundo decís…'uuff, ¡a ver qué se la ha ocurrido hoy!' Pero bueno, entonces me he dicho a mí mismo que tengo que organizarme y hacer cosas que me apetecen y me divierten de verdad, que me hacen aprender, porque uno tiene que seguir aprendiendo toda la vida, es la única manera de permanecer vivo.
SOBRE SITUACION ACTUAL
«Ahora mi vida ahora en tres partes:
Por un lado, los viajes familiares, estando a caballo entre Madrid, Londres y Milán.
Otra parte es la parte profesional: voy a seguir siendo advisor del Grupo Mediaset durante un año, pero ya estoy en la fase de salida.

Luego soy Vicepresidente de International Advisory Board de IE Business School. Me siento en casa ahí. Aparte de conocer al fundador, considero que es una de las escuelas de negocios más interesantes desde el punto de vista de la flexibilidad, del espíritu emprendedor y de mente abierta, laica culturalmente y rápida en las decisiones.

Allí hago de todo, ayudo en todo en lo que puedo ayudar. Ese es el motivo por el que no quería estar encarcelado, ni para tener colegas, ni para tener personas por debajo, ni para tener personas por arriba. Eso es lo que quiero, que me miren todos como persona, como un recurso positivo, una ayuda y que no me vean como un competidor. Pongo de mi parte mi creatividad para lanzar proyectos e ideas. Tenemos proyectos muy bonitos, algunos ya los hemos llevado a cabo. Discutimos temas para dar espacio a la humanidad en todas las asignaturas, también en las más científicas, porque en la IE consideramos que es fundamental para la perspectiva del futuro.
SOBRE NUEVOS PROYECTOS
Uno de los proyectos en los que estamos trabajando con IE es el «gaming" para educación, tenemos muchísimas cosas interesantes.

También estamos preparando un proyecto para el post-carrera. (Me han dicho: tienes que estar en el Advisory Board porque eres la máxima expresión de reinventarse. Entonces dije bueno, encantado, lo haré).

Además de todo esto, soy presidente de un centro que he creado junto con IE y con EY (Ernst & Young, una de las big 4) dedicado a temas de dirección (governance). Nos ocupamos de los temas que conciernen al Consejo de Administración, considerando la nueva Ley de Sociedad de capitales. Es una ley mucho más estricta, una ley que ve como máximo responsable al Consejo de la Administración entero. Antes la responsabilidad era personal, ahora la responsabilidad es jurídica, por lo tanto, es de todo el consejo. Todo el Consejo puede estar implicado en problemas legales o penales o patrimoniales porque se interviene también a nivel patrimonial. Cuando se quiere aprobar algo y un miembro del Consejo no está de acuerdo y lo pone por escrito, todo el Consejo puede estar implicado en responsabilidad. Entonces estamos tratando todos estos temas relevantes, relaciones con los accionistas, etc.

Ahora me voy a Buenos Aires con el vicepresidente del IE, que además es el Senior Advisor de EY. Vamos a dar ponencia en un evento de la OECD. Hemos hecho un acuerdo: OECD participa en nuestros eventos y nosotros participamos en los suyos para transmitir nuestra experiencia y conocimiento de lo que pasa en nuestros países. Y a cambio ellos nos aportan su conocimiento de mercados de América Latina, porque muchas empresas españolas tienen negocio allí.

Aparte, soy Senior Advisor en dos empresas: la primera es Peterson and Partners, especializada en búsqueda, selección y gestión del talento, empresa de un danés que vive en Praga. Empezó su andadura en los países emergentes y actualmente está presente en 53 países del mundo. Además, no tiene franquicias, son todos filiales propias. Por lo tanto, la filosofía, la cultura y la ética profesional son las mismas. La verdad es que esto es muy interesante.

La segunda empresa se llama Georgeson, es una empresa americana. Todo el mundo conoce la actividad de los proxy advisors. Esta compañía se define como proxy solicitors, desarrolla la relación con los accionistas de la empresa para informarles y tener el voto favorable en la Junta de accionistas.
Estas cosas que en EEUU ya existen desde hace mucho tiempo, aquí con la nueva ley de sociedad de capitales hay más activistas gracias a algunos escándalos como Bankia o Banco Popular por lo tanto muchos accionistas minoritarios o despachos de abogados arrutinan a los pequeños accionistas para que no te puedan hacer pleitos. Es muy importante la relación con los accionistas, no solo un més antes de la la junta, pero hay que trabajar en esto todo el año.
Esta es mi parte profesional.

Tengo una amiga que me ha dicho que quiere emprender algún negocio conmigo porque piensa que yo he conseguido crear una buena marca personal. Pero yo no quiero comprometerme creando una empresa, quiero divertirme, hacer cosas interesantes. Creo que algo haré, pero con una fórmula mía personal cien por cien. De todas formas, estoy convencido de que la marca personal es importantísima, también de esto podemos hablar. Hoy más que nunca.

No tengo ninguna empresa. Soy autónomo, como se dice aquí. Es como si fuera una empresa personal. Por lo tanto, tengo una responsabilidad social personal. A esas alturas de mi vida quiero hacer cosas que sean útiles, además no quiero cobrar por esto. No me interesa. Ahora tengo dos tipos de actividades, social, y otra dedicada al mundo empresarial.

Por la parte social, estoy en la Fundación Vodafone España, como patrono. Nos ocupamos de ancianos y discapacitados e intentamos utilizar la tecnología para reducir sus hándicaps. Por ejemplo, en el World Mobile Congress hemos presentado una aplicación que con tan solo el movimiento de los ojos permite mover el cursor de un iPhone, un iPad, una tele. Y parando la vista hacer un click. Eso es fantástico para las personas con daños o lesiones cerebrales, pacientes de ELA, etc. Porque de esta manera les devuelves a la vida a ellos y a sus familiares porque les das más autonomía. Esto es lo hacemos desde Vodafone.

Y luego desde hace 3 años y medio soy presidente de una Fundación que nace de una agencia de publicad por iniciativa de una ejecutiva que tenía problemas con su hijo. Su objetivo es embellecer los espacios físicos de hospitales donde permanecen niños hospitalizados con problemas graves, para que se parezcan más a un hogar y menos a un hospital. Vamos a los hospitales para poner vinilos en las habitaciones, les mandamos juguetes, libros; organizamos actividades, talleres, etc. trabajamos ya con 27 hospitales en España. En el caso de hospitales privados muchas veces es el hospital quien pone el dinero y nosotros creamos un entorno adecuado. Para los hospitales públicos buscamos financiación y patrocinadores para realizar estas obras.

Como soy una persona inquieta, estoy involucrado en 2 proyectos más.
Uno es el tema de 'bulling' o acoso escolar. Tenemos un estudio piloto aquí en Madrid que ha revelado que el 4% de los estudiantes sufren bulling y eso es brutal. El cyberbulling es otro problema muy grave. Estamos intentando crear un entorno más seguro colaborando con profesores, estudiantes, universitarios etc.
Otro proyecto en el que estoy involucrado e ilusionado al mismo tiempo y que me parece espectacular es la humanización de los espacios hospitalarios.Cuando entras en un hospital, no entras con buen ánimo. La atmósfera del hospital te deprime y si no te sientes arropado por los médicos, los enfermeros, etc, el proceso de curación se hace interminable y difícil. Yo pienso que todo el personal médico desde los gestores hasta los voluntarios pasando por lo médicos y enfermeros tienen que aprender o tener herramientas para gestionar sus emociones y las emociones de los pacientes porque en este trabajo tienes que ser empático, saber sonreír, saber comunicar.

Después de haber perdido un año y medio con universidades públicas, al final, en colaboración con la Universidad Europea vamos a lanzar un Master que se llamará «Master en humanización del sistema sanitario» donde se estudiarán asignaturas como Antropología, Inteligencia Emocional, Bioética, Comunicación, Psicología, o sea una serie de asignaturas que muchas veces no se estudian durante la carrera de medicina.

Estoy muy orgulloso de este proyecto, al final lo hemos conseguido…
SOBRE STARTUPS
«…Creo que se ha hecho en España un avance importante. Hasta hace muy poco los jóvenes querían ser funcionarios pero la crisis les ha empujado hacia la acción, les ha hecho buscar trabajo fuera. Es muy importante. La posibilidad de crear una nueva empresa resulta más fácil que antes porque no hace falta mucho dinero y gran infraestructura. A través del mundo de internet, teniendo una buena idea y plataforma digital se puede conectar directamente con los clientes. El problema es que es una burbuja potencial. Hay una infinidad de start-ups, pero solo sobreviven 3 de 100, las restantes 97 quiebran. En perspectiva esto es muy peligroso. Antes se hacían las empresas para el crecimiento, para una posible fusión con otras. Por ejemplo, anteriormente, las empresas familiares no querían inversores externos, querían hacerlo todo con sus propios medios. Ahora la competición es tan alta que se necesita dinero de terceros. Actualmente, los jóvenes buscan financiación para sus ideas y cuando éstas empiezan a funcionar, venden la empresa. El primer inversor de esta empresa recupera su dinero, pero el segundo lo pierde, lo que conlleva despidos y etc. Necesitamos un capitalismo más sostenible, menos especulativo en la gestión de lo que tenemos y de lo que estamos creando.
SOBRE MARCA PERSONAL
«…Me han preguntado muchas veces: ¿cómo has cuidado tu marca personal? Y en realidad no he cuidado nada, he intentado ser lo que soy. Es lo más sencillo del mundo. Soy persona empática, correcta, profesional, cuando hago una cosa la intento hacer bien. Ahora sí, estoy más atento a cuidar mi marca personal a la hora de gestionar mis redes sociales y construir relaciones personales con la gente. Valoro las empresas donde quiero entrar, porque si ésta no va bien, mi marca personal se verá perjudicada también. Hasta el momento he vivido de lo que soy, ahora tengo que saber elegir con quién me meto y qué hago. Además, antes trabajaba para una empresa importante (Mediaset), ahora ya no estoy allí pero mi nombre no ha quedado en el olvido, no es necesario que me asocie con Mediaset para ser yo. Esto fue para mí bastante natural, he sido yo mismo.

Soy una persona positiva, ayudo a los demás, escucho, hablo con todos, cuando me escriben en LinkedIn siempre contesto.

Si quiero mantener mi marca personal tengo que tener cuidado en cómo gestiono mi comunicación y mis colaboraciones. Cuando hago cosas y emprendo proyectos, lo hago sobre todo con personas a las que conozco y en las que confío, muchas de ellas son amigos. Hay que tener cuidado en no ir demasiado rápido o querer ganar dinero más rápido, porque eso puede crear problemas. La vida es saber elegir, más bien saber elegir bien. Hay que mentalizarse de que no eres nadie, simplemente una persona normal.
SOBRE MUJERES
«…La primera cosa para mí es que la mujer tiene que seguir siendo mujer. Una mujer para ser igual no tiene que parecerse a un hombre. Ser mujer tiene su característica mental y física. Distingo el cerebro de hombre del de una mujer, son como Android y IOS. Funcionan los dos, pero procesan de una manera distinta. Está científicamente probado que los 2 cerebros tienen diferentes maneras de procesamiento. Físicamente también somos distintos. A parte de esto, no hay otras diferencias. Somos seres humanos con las mismas capacidades: una mujer puede hacer el trabajo intelectual de un hombre y viceversa. A las mujeres no les falta fuerza. En la historia ha habido mujeres muy inteligentes y hombres muy inteligentes, mujeres terribles y hombres iguales. No existen diferencias sino una cierta cultura y tradición que crea estas diferencias. La educación tampoco ayuda siempre, porque a la niña siempre se le regala una muñeca y al niño una pistola. Hasta hace poco, a un niño le obligaban a estudiar más que a una niña, el trato a las niñas era más condescendiente. Estas diferencias no deberían de existir. En el fondo, tendrían que poder jugar todos con todo lo que les apeteciera. Es una condición arcaica que nos impone la tradición y la historia.

Personalmente tengo más amigas que amigos, me divierte mucho más charlar con mujeres. Yo creo que las mujeres no deberían hablar tanto sólo entre ellas. Esto está bien hasta un cierto punto, simplemente para compartir fuerza, miedos etc. Las mujeres tendrían que involucrarnos a los hombres en el diálogo para que podamos entenderlas mejor. Además, la nueva generación ha cambiado, los jóvenes ya no quieren casarse tan pronto, prefieren viajar por el mundo. Cuando finalmente se casan, ya no trabaja solamente una persona, sino que trabajan los dos para poder tener una situación económica estable.
Anteriormente la mujer no trabajaba y se ocupaba más de la casa. Actualmente la mujer gana dinero y es independiente. Si la mujer lleva dinero a casa, después de trabajar todo el día no se le puede exigir que asuma todas las tareas de la casa y del cuidado de los niños. Aunque en la actualidad las mujeres tienen más fuerza y capacidad para conciliar todas estas tareas.

Las personas mejoran cuando tocan fondo, en tiempos de crisis. Hasta que funciona bien la empresa no hacemos nada, pero si en un momento dado nos encontramos en una situación diferente, esto nos empuja a tener comportamiento distinto. De un problema llega una oportunidad. En las relaciones entre los hombres y mujeres pasa lo mismo. ¿Para que un hombre va a cambiar su vida si está acostumbrado a que su mujer haga todo en casa cuando él está cómodo así? Cuando las cosas cambian, se cambia también el comportamiento. Es un verdadero problema que los dos jóvenes tienen que trabajar y no pueden cuidar de sus hijos ya que no tienen tiempo suficiente para ellos, pero también es una oportunidad de igualar las oportunidades entre hombre y mujeres, entre personas. No lo hemos conseguido aún del todo, aunque la igualdad está cada vez más presente en la nueva generación. La educación no ayuda y la tradición cultural es la que es en función de cada país. Por lo tanto, es difícil que la situación avance rápido, pero las cosas cambian.
SOBRE LA VIDA
«En realidad, los 17 años en Madrid les multiplico por dos. Cada vez que voy a Milán soy feliz porque tengo mi vida allí: me dedico a mi mujer, mi familia, motos, mis amigos, etc. Cuando cojo avión y vuelvo a Madrid es como otra vida: soy como un joven de 25 años, nadie me espera en casa, puedo hacer lo que me dé la gana, tengo muchos intereses. Me despierto por la mañana y tengo curiosidad en qué me va a brindar este nuevo día, a quién conoceré, qué aprenderé, qué idea se me ocurrirá. Por lo tanto, es como vivir dos vidas diferentes.
SOBRE EDUCACION
«Cuando los hijos son pequeños, antes de que entren en la adolescencia, el papel de los padres tiene que ser de un guía. Es lo que necesitan. Cuando empiezan a ser adolescentes no pueden seguir siendo un guía-dictador. Tienen que empezar a acompañarles: escuchar, dar consejos, pero consejos no imperativos. Los hijos tienen que entender y eso sólo se logra mediante el dialogo.

La nueva generación nace completamente digital. La infinidad de información que nos llega es otro reto. Las escuelas en Europa no invitan a los niños a reflexionar más, sino a aprender información y datos. La búsqueda de información es el fin y los niños tienen herramientas para obtener información. En varios casos los niños incluso superan a los profesores, porque pueden saber puntualmente más que el profesor sobre un tema, porque tienen acceso a la información.

El conocimiento está al alcance de los niños. El problema es ¿qué pueden hacer con toda esta información? Con toda la información que tienen, los niños no disponen de tiempo para profundizar. Es el motivo por el cual prosperan los "fake news". El gran problema que nos viene, es que la nueva generación se desenvuelve muy bien en este mundo digital, pero no sabe manejar el conocimiento, su entorno y a sí mismos para navegar por el mundo real. En este contexto debemos de tener los colegios adecuados y no los tenemos.

Estoy obsesionado con este tema. No se puede tener un profesor de geografía, otro de historia y otros 8 por cada asignatura que no se hablen entre ellos. Cada uno enseña su asignatura, pero en la vida real todo está conectado. No hace falta tener un profesor para todo como en la escuela primaria, pero me gustaría que los profesores hablen entre ellos y estén todos en la misma línea. Tenemos que crear gente que piense y para aprender hay que entender. Hay que desarrollar esta capacidad. En el mundo de tecnología y robots, necesitamos que la persona sea una persona con sus capacidades, su intuición y sus emociones. La máquina no lo puede hacer.

Se tiene que reformar el sistema de educación y los políticos tienen que pensar más a largo plazo. La democracia está muy bien, pero no podemos cambiar las leyes cada vez que se cambie un gobierno. Hay que tener un plan educativo.

No sabemos dónde nos puede llevar la tecnología, probablemente muy lejos. Existen varios impactos en la sociedad: cada vez tendremos más inteligencia artificial y más puestos de trabajo se perderán, pero otros se crearán. Tenemos delante un reto de reformar la educación. La máquina nos sustituye en las cosas básicas, pero nosotros tenemos que hacer un salto en otras cosas y hacer mucho más. La inteligencia artificial ya es una cosa básica.
SOBRE LA «SEGUNDA» VIDA
«…Otro problema es social y es la longevidad: la media de la vida crece e incrementa el número de las personas en activo. Si se jubila a los 65 años y se vive hasta 90 años... ¿Quién paga la SS durante 30 años, si cada vez se tiene menos hijos?

Llega una generación de jubilados en edad activa, con situación económica buena y tienen capacidad de hacer una «segunda vida", deben tener el papel importante en la sociedad. Pueden hacer cosas sociales y profesionales, pueden pagar impuestos porque siguen ganando dinero. Esto no es solo un cambio de mentalidad en estas personas, tiene que haber un cambio en las empresas también.

Cuando se habla de la diversidad, no es solo de género, sino de todo. Los jóvenes aportan energía y creatividad, los mayores aportan experiencia. En los Consejos de Administración de las empresas se requiere diversidad, ahora el foco es más sobre el género. En las grandes multinacionales que están presentes en más de 20 países el inversor pide que el Consejo no solo esté formado por las personas de una nacionalidad y aún más de una ciudad. El mundo es global, hay que pensar globalmente y actuar localmente, por eso ha surgido una palabra «glocal»...
To be continued…